El mañana que nunca llegará…



Mañana será el mejor día de tu vida, te lo aseguro. Si tu sueño es tener la casa más grande, te prometo que mañana la tendrás. ¿El coche último modelo? Pues mañana también lo tendrás. O, ¿prefieres ir a la luna? ¡Mañana llegarás! Confía en mí. Albert


Einstein creó hace muchos años la teoría de la relatividad, la cual dice que la localización de los sucesos físicos, tanto en el tiempo como en el espacio, son relativos al estado de movimiento del observador.

En estos momentos tal vez te preguntes: “¿Qué tiene que ver la física en todo esto?” Pues deja que te diga que tiene mucho que ver. Analicemos la teoría por partes:


“La localización de los sucesos físicos,…”


Imaginémonos que en este momento los sucesos físicos son nuestras metas y nuestros sueños. Por ejemplo, ese cuerpo de Barbie que tanto estás deseando te llegue de regalo de Navidad adelantado o ese Ferrari rojo último modelo que hiciera que todas estuvieran locas por ti.


“…, tanto en el tiempo como en el espacio, …”


Ese 10 en Cálculo que tanto quieres mañana. Un vestido como el que se encuentra en aquella vitrina para usar el viernes por la noche. El tiempo y el espacio juegan un papel muy importante en nuestra vida. Ellos guardan el pasado, que nadie puede asegurar si realmente existió. El presente es lo único seguro puesto que el futuro es solo una ilusión.


“…, son relativos al estado de movimiento del observador.”


Esta es la parte más importante de toda la teoría. “…estado de movimiento del observador”. No por nada la revista Time nombró a Einstein el personaje del siglo XX y el más preeminente científico. ¿Qué estás haciendo para erradicar el hambre en África? ¿Cuánto tiempo estás practicando esa canción que tanto te quieres aprender? ¿Por qué aún no le has dicho cuánto te gusta?


El mañana es relativo. Y yo te aseguro que todos tus sueños y todas tus metas se harán realidad mañana. Solo tienes que luchar por alcanzarlos, ser constante y disciplinado porque al final, mañana, todos nuestros deseos se harán realidad. Aquí la pregunta es: ¿cuándo llegará tu mañana? ¿Llegará en 24 horas?, ¿24 días?, ¿24 meses?, ¿24 años? No dejes que la vida se te pase esperando a que llegue mañana porque la vida puede cambiar en un instante y nadie sabe si realmente el sol brillará al día siguiente…

27 vistas

©2023  Diana M. Simán todos los derechos reservados.​ 

  • Grey Spotify Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Snapchat Icon
  • Grey YouTube Icon